Historia de Irán

La mística de la historia de Irán


Prehistoria

La historia de Irán se remonta a las primeras civilizaciones conocidas. Durante el Neolítico surgieron rutas de intercambio, y en la Edad de Cobre aparecieron núcleos urbanos.

La civilización de Elam, con capital en Susa, impuso su influencia en toda la región. Se asentó en el 2800 a.C y desarrolló un sistema de escritura.

Antigüedad

Los pueblos indoeuropeos se repartieron el territorio: los medas, al sur del Caspio. Los persas, al norte del golfo Pérsico. Los partos, desde el este de Jurasán hasta Tayikistán. 

Hacia el 700 a.C. se formó el Imperio mediana. Pero los persas, con Ciro el grande a la cabeza, recuperaron el territorio en el 550 a.C. 

Conquistaron Babilonia, Siria y Asia Menor. El hijo de Ciro, Cambises, anexó Egipto. Y su sucesor, Darío I (522-486 a.C), terminó de configurar los límites del Imperio persa, el mayor imperio conocido hasta entonces.

Construyeron caminos reales, palacios y monumentos. Persépolis perdura hasta nuestros días. ¿Te gustaría conocerlo? Empieza a descubrir los encantos de viajar a Irán.

La historia está viva en las calles y en sus paisajes. Alejandro Magno acabó con los persas en el 334 a.C. Muchos templos y edificios siguen en pie y se pueden visitar.

Edad Media

La invasión musulmana tuvo lugar en el año 641. El islam llegó a Irán. Pero la lengua —persa en vez de árabe— se mantuvo. También la disposición para las artes y las letras, que hacían de Persia un oasis de sabiduría y autonomía en la región. 

Ummar al-Khayyam es su mayor exponente: astrónomo, matemático, filósofo y poeta.

Gengis Khan, al mando de los mongoles, invadió Irán en 1219. Fueron 3 siglos de dominación mongola.

Hacia fines del 1500, los turcos habían ocupado la zona occidental, y los portugueses la región de Ormuz. Los desplazó Abbas I, quien unificó el territorio. 

Pero los rusos ganaban terreno en Asia Central, y los ingleses avanzaban desde Afganistán.

Edad Contemporánea

En 1909, Inglaterra y Rusia repartieron el país en zonas de influencia económica. Se adjudicó la concesión petrolera a una compañía inglesa, dando inicio a uno de los grandes conflictos de la actualidad.

La influencia norteamericana se hizo fuerte después de la Segunda Guerra Mundial. El movimiento nacionalista, desde entonces, hizo eco y no paró de crecer. El petróleo fue el eje de la disputa.

La dinastía Pahlevi, primero bajo el mando de Reza Jan (1921-1941), y después de su hijo Muhammad Reza, debió abandonar el país en 1979, a causa del descontento popular.

Jomeini asumió el poder. Abolió la monarquía hereditaria, que protegía los intereses anglosajones, y convirtió al país en una república islámica.

Desde 1980 hasta 1988, Irán e Irak estuvieron en guerra. El motivo, el de siempre. Territorio. Recursos. Economía.

Los dos últimos años estuvieron marcados por numerosos incidentes en el golfo Pérsico entre las fuerzas estadounidenses e iraníes.

Historia reciente

En 2002, Bush incluyó a Irán en el llamado “Eje del Mal”. Irán, en su defensa, habló de “guerra psicológica” y noticias falsas. 

Los lazos entre Irán y Estados Unidos se rompieron en 1980. Hoy han alcanzado un acuerdo para frenar el programa nuclear alentado desde Teherán, pero todavía no se sabe qué puede ocurrir.

Por lo pronto, las amenazas y los gritos de guerra no hacen ruido dentro del territorio, donde se vive en paz hace ya varias décadas.


Compartir