Población de Irán

Datos de color sobre la población de Irán



El 89% de la población es musulmana chiita. El 8%, sunnita. Las religiones minoritarias profesan el zoroastrismo, la fe bahá´í, el judaísmo y el cristianismo. 

Irán finalizó 2018 con una población de 82.360.000 habitantes. La densidad poblacional es de 47 personas por km2. Sólo el 3,31% son inmigrantes.

Es el país chií más importante de Oriente Medio, enemigo natural de las monarquías petrolíferas del golfo Pérsico.

La diversidad étnica y lingüística se hace notar. El 49% son persas, el 18% azeríes, el 10% kurdos, el 6% gilakis, el 4% luri, el 4% mazandaraníes, el 2,4% beluchos, el 2,4% árabes, el 1,9% bajtiaríes, el 1,6% turcomanos y el 0,7% armenios. 

Por su carácter distintivo, se ha mantenido bastante aislado de los países árabes de la región. 

¿Cómo es la vida en Irán?

Los dirigentes son una élite de clérigos radicales y ultranacionalistas, que impone pautas sociales que reciben cada vez más oposición. 

La vida se concentra en el norte y el oeste del país. Mira qué lugares turísticos iraníes visitar . Los niveles de delincuencia son mucho menores que en Europa y América. 

Las mujeres están muy reprimidas. No pueden presentarse a elecciones y deben salir a la calle con la cabeza tapada por un paño. 

Pero muchas mujeres, sobre todo jóvenes, usan vaqueros y atan el velo de dos mechones, dejando libre casi toda la cabeza. 

Teherán, la capital, es una ciudad moderna. Los jóvenes salen de fiesta, ven televisión occidental y escuchan hiphop. El acceso a Internet es limitado, y la libertad de expresión está cercenada. 

La resistencia es activa, pero diminuta. Sin aspiraciones políticas, el régimen de los ayatolás mira las desobediencias civiles como una pequeña concesión.

Los homosexuales son perseguidos, y el colectivo LGBT está sometido a penas de cárcel o muerte.

Fuera de las ciudades, desbordadas por el tránsito vehicular y la mezcla en dosis iguales de tradición y modernidad, el interior es más conservador y religioso. La vida transcurre en paz y gira en torno a trabajos agrícola-ganaderos


Compartir