Transporte en Irán

Transporte en Irán: ¿cómo moverse?


El avión tiene tarifas muy baratas y vuelos frecuentes. Es la forma más rápida de cubrir distancias largas. En esta página puedes comprar vuelos domésticos . Hay más de una docena de aerolíneas.

Algunos tramos exigen reservar con antelación. De Kermán a Mashad, por ejemplo, hay sólo 2 vuelos semanales.

La red de autobuses es la forma más usual de moverse por Irán. ¿Ya sabes qué visitar? Aunque algunos tramos se vuelven largos, lentos, es recomendable para distancias medias. Tanto el autobús como el minibús tienen una muy buena relación calidad-precio. Suelen salir con algo de retraso.

Los autobuses de categoría VIP son modernos. Disponen de espacio suficiente para estirar las piernas. Los de categoría inferior son más comprimidos, con menos espacio. La diferencia de precios no compensa el cambio.

El taxi compartido o privado cubre los mismos trayectos. Es un medio de transporte cómodo, ágil y económico. La contra: los conductores aceleran como locos.

En el taxi compartido, el precio del viaje es fijo. En el privado, se establece antes de salir. 

Los trenes pueden ser de primera o segunda categoría. Hay muchos menos servicios si se los compara con los autobuses o los taxis. 

 El automóvil sigue siendo indispensable para descubrir pueblos y paisajes aislados. La red de carreteras, en su conjunto, es correcta.

Dentro de las ciudades, el mejor medio de transporte es el taxi: barato y rápido. Fácil de identificar: amarillo. No te asustes si frena y sube alguien. Muchas veces es compartido. 


Compartir